23 de abril de 2017

11Pets, útil aplicación para mascotas

Hoy os voy a hablar de una aplicación que he descubierto recientemente y no podía dejar de recomendar. Se trata de 11Pets, una especie de agenda muy completa para llevar el seguimiento de los cuidados de nuestras mascotas.

Antes llevaba el registro de todo lo relacionado con mis mascotas en una libreta. Desde que descubrí esta aplicación me ha cambiado la vida. Aunque ya llevaba un registro de todo, esta aplicación es muchísimo más versátil. Además de anotar incidencias, puedo acompañarlas de fotografías. Ya no corro el riesgo de que se me olviden las fechas, porque me recuerda cuándo tienen que ponerse sus vacunas o toca desparasitación. Además tengo acceso a toda esta información cuando quiera y en cualquier lugar, porque la llevo en el móvil. Y para emergencias cuando estás fuera con tus mascotas también me parece muy útil, porque tiene un directorio de veterinarios que puedes consultar por zonas.

Paso a describiros qué aspecto tiene esta aplicación y cómo podemos utilizarla.

Al abrir la aplicación nos encontramos una pantalla con el siguiente aspecto:


En ella vemos 10 funcionalidades distintas:
  • Mis mascotas, donde tenemos acceso a las fichas de nuestras mascotas.
  • Tareas pendientes, donde se muestran las acciones que todavía no hemos realizado.
  • Agenda, donde se muestran los recordatorios que hemos introducido.
  • Profesionales, donde podemos buscar veterinarios, cradores, peluquerías, handlers, adiestradores, residencias y protectoras cercanos a la ubicación que queramos.
  • Suministros, donde podemos añadir la fecha y cantidad de pienso, latas o sustrato que compremos. Si añadimos el consumo diario del producto, la aplicación nos mostrará un recordatorio para volver a comprarlo cundo calcule que se va a acabar.
  • Adopciones, donde se muestran perros y gatos en adopción de protectoras.
  • Blog, donde los creadores de la app van publicando novedades en la aplicación y algunos artículos sobre animales.
  • Ayuda, donde aparecen los artículos del blog referentes a la funcionalidad de la aplicación.
  • Personalización, que nos permite añadir nuevas razas, vacunas y tareas de mantenimiento e higiene.
  • Ajustes, donde se nos permite cambiar algunos aspectos de la configuración de la app. Podemos cambiar el idioma, la frecuencia en la que se realiza la copia de seguridad de la información, el formato de hora y fecha y las unidades de medida. También podemos elegir que la aplicación nos notifique los recordatorios con una alarma, ocultar las adopciones y el panel de control y modificar algunas opciones de privacidad.

Al seleccionar el icono de Mis mascotas se nos muestra la lista de las mascotas que hemos introducido. Se pueden ordenar por edad o por nombre. Por defecto en la viñeta sale la silueta del animal que hemos seleccionado, pero podemos personalizarla añadiendo una foto de nuestra mascota. 


A la hora de introducir una nueva mascota, podemos elegir entre perro, gato, conejo u "otro". En la ficha de la mascota, además del tipo de animal podemos seleccionar el sexo, la fecha de nacimiento, la raza, si está o no esterilizado y describir el color de nuestra mascota. Seleccionado el modo avanzado, también podemos añadir datos muy interesantes como el número de chip, datos del anterior propietario o información del seguro si lo tenemos, entre otros.

A seleccionar una de nuestras mascotas, nos aparece la siguiente pantalla:


En ella vemos su foto o icono, el sexo, la edad y cuatro funciones que pasamos a describir a continuación.

En Galería tenemos la opción de subir fotos de nuestra mascota. En la foto podemos poner la fecha y hora, un título y la descripción de la fotografía. Esta sección me parece muy útil para guardar en un mismo lugar todas las fotos de heridas o enfermedades y así tenerlas todas disponibles juntas en un mismo sitio para consultarlas rápidamente.

En Calendario se nos muestran las futuras tareas que tenemos pendientes y que se pueden establecer en el siguiente apartado.

En Cuidar diario nos encontramos con las siguientes funcionalidades:


  • Higiene, donde podemos registrar las tareas relacionadas con la higiene que le vamos haciendo a nuestra mascota y establecer un recordatorio con la periodicidad que queramos para que no se nos olvide. Por defecto viene el baño, el pelo, los oídos,las uñas y los dientes, pero podemos añadir tareas personaliadas.
  • Mantenimiento periódico, donde podemos llevar el registro de la desparasitación, tanto externa como interna. Al igual que en el caso anterior, se pueden establecer recordatorios y añadir nuevas tareas.
  • Vacunación, donde podemos llevar el registro de las vacunas. Hay unas cuantas vacunas predefinidas, pero podemos añadir una nueva si la que buscamos no está en la lista. También se pueden añadir recordatorios.
  • Medicamentos, donde podemos registrar los tratamientos a nuestros animales. Tenemos que introducir el nombre del medicamento manualmente y podemos seleccionar la dosis, las veces al día que hay que administrarlo, la duración del tratamiento y las horas de los recordatorios.
  • Mediciones, donde podemos llevar un registro del peso, la temperatura y la altura de nuestra mascota. Me parece muy interesante que te muestre un gráfico con la evolución del parámetro, como podéis ver a continuación.

  • Incidencias, donde podemos anotar cualquier accidente o enfermedad a modo de diario. Podemos añadir una descripción de lo sucedido, seleccionar la fecha, el grado de gravedad (menor, medio, mayor o crítico) y las acciones realizadas. También podemos añadir notas adicionales y fotografías con su hora correspondiente.
  • Comida, donde podemos establecer la alimentación de nuestra mascota y conectarla con la función de Suministros. Podemos seleccionar si el alimento es el principal, un suplemento o un premio, las fechas de inicio y fin en la que se lo daremos, el número de tomas en la frecuencia que queramos y la cantidad por tomas. Si queremos, 11 Pets puede seguir el consumo de ese alimento y si lo hemos registrado en Suministros nos avisará cuaando se esté acabando. También podemos añadir notas y puntuar el alimento según el gusto de nuestra mascota y nuestra valoración a su efecto en la salud. Se pueden establecer recordatorios de las tomas. En este apartado, además de las pestañas de la comida y los suministros, existe una con la programación de la alimentación según los alimentos y la frecuencia que hemos seleccionado.
  • Estros, donde podemos registrar la fecha de inicio y fin de los estros. Con los datos registrados la aplicación calcula la frecuencia media de los estros y su duración media.

En Salud tenemos las siguientes opciones:

  • Pruebas clínicas, donde  podemos añadir la fecha de las pruebas que les han hecho, así como los tests y si han dado positivo o negativo, y también añadir resultados de analíticas.
  • Tests genéticos, donde podemos registrar los tests genéticos realizados a nuestras mascotas y su resultado. Me parece muy útil par criadores.
  • Patologías existentes, donde podemos añadir la patología, la fecha de diagnóstico, el grado de gravedad y las acciones realizadas. También podemos añadir notas y fotografías con su fecha y hora correspondiente.
  • Alergias, donde podemos añadir la alergia, la fecha de diagnóstico, el grado de gravedad, la categoría (alimentarias, ambientales, parásitos u otros) y las acciones realizadas. al igual que en caso anterior, también podemos añadir notas y fotografías.
  • Cirugías, donde podemos registrar las cirugías realizadas a nuestra mascota. Podemos añadir la fecha, el precio, las observaciones médicas, notas y fotografías.


De momento solo está disponible para Android. Podéis descargarla en Google Play Store. Para iOS están desarrollando una versión beta que podéis solicitar para su prueba rellenando este formulario en su página web.

10 de abril de 2017

El degú (Parte 4): ¿Qué necesitan en la jaula?


En la entrada de hoy veremos las cosas que no pueden faltar en la jaula de nuestros degús.


  • Plataformas y hamacas
Los degús son animales muy activos y necesitan todo el espacio que podamos ofrecerle. Como los más normal es que podamos darles una jaula más alta que alta, es esencial que pongamos en la jaula plataformas y hamacas para darles superficie por donde moverse. Si podemos darles algún piso completo más, mucho mejor, porque así tendrán más superficie útil por donde moverse. Como tampoco debemos cargar mucho la jaula con pisos muy juntos, lo mejor es combinar pisos completos con plataformas y hamacas que ocupen solo un trozo de la jaula.

Podemos elegir cualquier material para las plataformas, aunque todos tienen sus ventajas y sus desventajas. La madera puede cumplir la doble funcionalidad de elemento para roer además de su uso como plataforma. La desventaja es que es difícil de limpiar. El metal es muy fácil de limpiar y va a durar siempre porque es difícil que lo puedan roer, lo que es una ventaja y una desventaja, porque habrá que ponerles otras cosas para roer.

Las hamacas se pueden comprar o se pueden hacer con mantas polares si somos un poco manitas. Se pueden lavar para quitar la suciedad sin problemas. Hay que vigilar si roen las hamacas y retirarlas si están deterioradas. Aunque no lo parezca, una hamaca roída es un peligro para nuestros animales. Pueden tragarse algún tozo de tela o hilo o quedarse atrapados en algún agujero.


  • Sustrato
A los degús les encanta excavar y enterrar comida. Por ello, lo más recomendable es que dispongan de una gran cantidad de sustrato en el fondo de la jaula donde puedan escarbar. En las plataformas podemos prescindir del sustrato convencional y sustituirlo por mantas polares o, mejor aún, alfombras de cáñamo para roedores. El lecho de cáñamo es muy absorbente y no produce malos olores. Además, los degús pueden sacar hebras de él para hacerse su nido.


  • Refugio
Es imprescindible que tengan una casita donde poder refugiarse y dormir por las noches. 

Puede ser de cualquier material. Las de plástico se limpian muy bien, pero no es un material muy cálido ni el más recomendable para que roan. Las de madera, aunque son difícil de limpiar al igual que las plataformas, son un buen material para roer y a pesar de ello son muy duraderas. Podemos hacerles un refugio con una caja de cartón, que es un material muy cálido aunque poco duradero. También venden nidos de heno y hierbas que les suele gustar mucho, aunque lo van  destrozar enseguida.

La casita debe estar relleno de papel y heno para mantenerse calentitos y refugiados. Lo mejor (y más divertido) es darles a ellos el material para hacerse el nido y ver cómo lo meten a su gusto. Les podemos dejar tozos de papel higiénico o de cocina o cartón por la jaula cuando la limpiemos y ellos lo irán metiendo en su refugio a su gusto. No se les debe dar algodón ni el típico material de nido  que venden para hámster, ya que se pueden quedar enganchados con sus fibras.


  • Bebedero
Los más adecuados son los de tipo biberón. Estos bebederos mantienen el agua siempre fresca y libre de suciedad. Hay que ponerlos por fuera de la jaula, o los degús lo van a roer. Los más recomendables de este tipo son los que tienen la botella de cristal. Además de la ventaja obvia de que no lo pueden roer, mantienen el agua más fresca y son más limpios.

Otro tipo de bebedero que pueden usar son los que tienen un pequeño depósito, los típicos de los pájaros. Con estos bebederos pueden beber más cantidad de agua porque no tienen que esperar que salga poco a poco girando la bolita como los de tipo biberón. El agua del depósito al estar al aire se puede ensuciar, aunque son pequeños y aun así no se estropea todo el agua. El depósito debe ser sí o sí de metal para evitar que lo puedan roer y encharcar la jaula.

Pueden beber de un cuenco también, pero solo es recomendable usarlos como emergencia porque se ensucian con mucha facilidad.

               
Bebedero de cristal Living World                     Bebedero con depósito Kerbl

El agua debe cambiarse por lo menos una vez al día y hay que limpiar el bebedero con regularidad con un limpiador de biberones o botellas.


  • Henera
Los degús deben tener siempre heno disponible en su jaula. Tened en cuenta que el heno es la base de su dieta y además están prácticamente comiendo continuamente. 

Para mantener el heno siempre limpio podemos usar una henera para tener el heno en alto y mantenerlo así alejado del sustrato, sus pises y sus heces. Podemos usar heneras de metal para que sean duraderas o de madera para que hagan la doble función de henera y elemento para roer. En cualquier caso, es muy importante que elijamos la forma adecuada de la henera. La henera que escojamos debe tener los barrotes homogéneos, sin que varíe nunca la distancia entre ellos. Las típicas heneras de bola que cuelga del techo o de barrotes irregulares no son adecuadas para ningún animal, especialmente si son pequeños. En las heneras con esa forma pueden meter una pata o la cabeza por la parte ancha y al moverse quedarse atrapados en la parte estrecha e incluso asfixiarse. Ya se han dado casos de animales que han quedado atrapados en este tipo de heneras, así que no las recomiendo.


También podemos tenerlo en una caja o en el suelo. Aunque de esta forma se desperdicia más heno porque lo ensucian, es la forma más natural para ofrecerles comida. En la naturaleza ellos no comen de algo más alto, sino que forrajean en el suelo. Con mis degús he notado que comen mucho más si están encima de una gran cantidad de heno, así que personalmente prefiero ponérselo en una caja aunque luego no se lo coman todo porque está sucio. Cuando veo que ya no se comen el heno de la caja, le quito las cacas y lo hecho en el suelo para que les sirva de sustrato o lo cojan para hacerse el nido.


  • Rueda
Como ya he mencionado, los degús son animales muy activos. Es imprescindible que tengan al menos una rueda en su jaula para que hagan ejercicios mientras están encerrados.

La rueda debe tener un diámetro de unos 30 cm. Una rueda demasiado pequeña les obliga a correr con la espalda arqueada y supone un peligro para sus salud a largo plazo. Las ruedas con suelo de barrotes no son aptas para ningún animal porque, además de hacerles daño en los pies, se les puede quedar una pata o la cola enganchados y provocarles una fractura. Tampoco son seguras las ruedas que tienen radios para unir el centro con la parte exterior. Se han dado casos de animales que se han estrangulado entre los radios y el soporte de la rueda al intentar entrar cuando estaba en movimiento. Una rueda adecuada, por tanto, debe tener el suelo sólido y estar sujeta al soporte únicamente por un lado. 

También podemos encontrar en el mercado platos giratorios. Si saben usarla, es un tipo de rueda muy adecuada para roedores de cola larga porque la postura al correr es más natural.



  • Juguetes y madera para roer
Los degús roen muchísimo. No puede faltar en su jaula juguetes de madera y troncos par que puedan entretenerse y desgastar sus dientes. Antes de meterlos en su jaula, hay que asegurarse de que la madera no es tóxica para ellos.



  • Arena
Para mantenerse limpios, los degús se dan baños de arena, al igual que las chinchillas. Además, la usan para socializar y mantener el olor del clan marcando la arena cuando se bañan. No es imprescindible tener la bañera con la arena dentro de la jaula siempre, pero sí es recomendable dejársela un rato cada día. Para este fin no vale cualquier tipo de arena, debe ser una arena fina que se vende específicamente para este fin. Se conoce comúnmente como arena de baño para chinchillas.


  • Termómetro
Es recomendable tener un termómetro fuera de su jaula para controlar la temperatura ambiente. De esta forma podemos ponerles una fuente de calor si la temperatura es demasiado baja o refrescarlos si la temperatura es elevada. Considero que la temperatura ideal para ellos es sobre 20-25 ºC. Las temperaturas frías se pueden combatir muy fácilmente proveyéndolos de mucho heno y papel para su cama y una fuente de calor. El calor, en cambio, es más difícil de combatir. Por encima de los 30 ºC debemos asegurarnos que nuestros degús están en un sitio fresco y con sombra, superficies frías como baldosas o bloques acumuladores de frío, e incluso ponerles un ventilador, teniendo cuidado de que no les de mucha corriente.



Si no has leído las demás entradas sobre degús, ¡no te las pierdas!
El degú (Parte 1): Generalidades
El degú (Parte 2): Alimentación
El degú (Parte 3): La jaula

26 de marzo de 2017

El degú (Parte 3): La jaula

Una de las decisiones más importantes que debemos tomar a la hora de decidirnos traer degús a casa es elegir la jaula adecuada. Puede parecer una tarea fácil, pero ya veremos que con estos pequeños hay muchos factores a tener en cuenta. 

¿Qué material escoger?

Los degús roen, roen MUCHO, y tienen una fuerza increíble en los dientes. Con esto solo nos quedan dos opciones: vidrio o metal.

Un terrario de cristal puede ser una buena opción si somos un poco manitas y le podemos hacer unos agujeros laterales para instalar un sistema ventilación. Las ventajas de este sistema es que es muy limpio al no poder tirar el sustrato fuera, es más luminoso, podemos ver mejor a los degús y es más estético. Las desventajas son que tenemos que añadirle ventilación y que es difícil de decorar.

Si elegimos una jaula de metal debemos asegurarnos de que no tenga nada de plástico. La mayoría de las jaulas que se pueden encontrar en el mercado tienen una base de plástico, lo que debemos evitar si no queremos tener degús a la fuga en cuestión de horas. Las jaulas que son totalmente de metal tienen la desventaja de que no tienen un cajón donde poder echar una buena cantidad de sustrato y que no lo tiren fuero. Hay una solución muy sencilla a este problema, y es hacer una especie de bordillo en la parte baja de la jaula con cualquier tipo de material, preferiblemente por fuera para que no lo puedan roer. La principal ventaja de las jaulas de metal es que son muy cómodas de decorar gracias a los barrotes, donde podemos colgar objetos fácilmente y los degús pueden entretenerse trepando. Las desventajas son que son menos estéticas y no hay mucha oferta de jaulas aptas para degús.

¿Qué tamaño es el adecuado?

Los degús son animales muy activos, por lo que necesitan una gran cantidad de espacio. En estado salvaje son animales de suelo que viven en madrigueras. Por ello lo ideal es darles el mayor espacio horizontal posible. Seguramente no podamos darles una gran superficie horizontal, con lo cual debemos darle la mayor altura posible. Los degús trepan medianamente bien y tienen una gran capacidad de salto, por lo que se adaptan muy fácilmente a espacios verticales.

Las dimensiones mínimas para dos degús considero que deberían ser 70x45x70 cm (ancho x fondo x alto), nunca inferior en ninguna de sus dimensiones. Cuanto más, mucho mejor. En Degutopia tienen una calculadora muy útil en la que podemos introducir las dimensiones de la jaula y te calcula cuántos degús puedes meter en ella. Si manejáis bien el inglés os invito a que le echéis un ojo a la página porque es muy completa.

Además hay que tener muy en cuenta el espacio entre los barrotes. Para asegurarnos de que no se escapan de la jaula, la distancia entre barrotes debe ser inferior a 2 cm. En el caso de que vayamos a tener degús jóvenes en la jaula el espacio debería ser de 1 cm aproximadamente. En el mercado se pueden encontrar jaulas para hurones que a priori parecen aptas para degús, pero lo más común es que tengan un espacio entre barrotes de 2,5 cm, con lo cual debemos descartarlas o recubrirlas con malla metálica de menos de 2 cm de luz.

Do It Yourself

Si somos un poco mañosos podemos hacernos nuestra propia jaula. Esta alternativa es más económica y se ajusta mejor a nuestro espacio disponible.

Hacer un terrario de cristal es caro, aunque comparado con los que se venden en el mercado podemos ahorrar un poco. Podemos comprar el cristal a la medida que queramos y unirlo con un adhesivo no tóxico para los animales. Recordemos que además es necesario hacer agujeros laterales a distinta altura para la ventilación.

Una opción muy económica es convertir una estantería metálica modular en una jaula. Es también muy versátil, ya que podemos hacerla de las dimensiones que queramos y la distribución de los pisos es muy sencilla. La opción más sencilla es utilizar las mismas dimensiones que las baldas disponibles en la tienda. Podemos usar la balda de la dimensión elegida como base de la jaula y cortar los perfiles si queremos menos altura. Una vez se tiene montada la base con los perfiles, forramos la estructura con malla metálica, fijándola con tornillos y tuercas a los perfiles de la estantería. Para hacer pisos podemos usar baldas más pequeñas y distribuirlas al gusto por la jaula, fijándolas también con tornillos y tuercas. La puerta la podemos hacer recortando la malla y añadiendo un trozo de malla a la zona cerrándolo con un candado, o podemos hacerlo más elegante y hacer un marco para la puerta con más perfiles metálicos y unas bisagras. Por último forramos el lateral de la parte de abajo con cartón, madera, o lo que sea para que no saquen el sustrato, y ¡voilà! ya tenemos una jaula estupenda para nuestros degús. Podemos combinar varias estanterías y hacerla más larga, más ancha, en forma de L... Imaginación al poder.

También podemos reutilizar un mueble o comprar uno barato para reconvertirlo en un espacio para ellos. Puede servirnos una estantería, un armario, una cómoda o una vitrina. La ventaja que tiene es que si somos manitas queda muy estético, pero puede convertirse en desventaja si no tenemos maña. Además hay que tener en cuenta que no deben quedar resquicios en la madera donde puedan hincar el diente los degús, lo que puede resultar una tarea muy complicada. Es una idea muy atractiva pero mejor lo dejamos para otros animales menos destructivos. La estantería metálica es más económica y más apropiada para ellos.

Si tenemos bastante espacio en casa, también podemos hacerles un cercado en el fondo o la esquina de una estancia. La ventaja es que tendrán más espacio horizontal que con las otras alternativas. Pero en cambio hay que tener muchas cosas en cuenta para que esta opción no sea todo desventajas. Primero, tenemos que elegir bien el material. Una malla metálica nos aseguraría que no la pueden roer, pero la pueden trepar, e idear una forma para que no puedan salir al otro lado puede ser un dolor de cabeza. Lo más adecuado sería una barrera de barras verticales lo suficientemente estrecha como para que no quepan a través de ella, lo que puede resultar bastante caro. En segundo lugar, hay que tener en cuenta la altura. A pesar de ser animales de suelo, los degús pueden saltar alturas bastante grandes. En salto vertical pueden salvar unos 50 cm, pero en horizontal pueden llegar a unos 70 cm fácilmente. Si cerca de verja tienen algún objeto un poco alto, pueden dar un gran salto en diagonal y salirse fuera. Los parque para roedores que se pueden encontrar en tiendas de animales considero que no tienen la altura suficiente para ellos. Como vemos, es difícil hacerles un recinto lo suficientemente seguro para dejarlos dentro sin supervisión, pero puede ser una buena opción para sus paseos diarios.


¿Dónde ubicarla?

Los degús disfrutan mucho de la compañía de sus dueños, por lo que la jaula debe estar en la estancia de la casa donde estemos más tiempo. Deben tener una temperatura más o menos constante, debemos evitar una zona que sea fría en invierno y demasiado calurosa en verano. También tenemos que evitar que estén justo al lado de un radiador o al lado de una ventana abierta, para evitar también temperaturas extremas. A los degús les encanta echarse una siesta al sol, así que tenerlos cerca de una ventana o puerta donde les de un poco el sol es una buena idea, pero asegurándonos de que no pasan calor.


Para no alargar más este post, hablaré sobre los accesorios que necesitan en la jaula y cómo decorarla en una próxima entrada. Espero haberos ayudado a escoger la jaula más adecuada para vosotros y para vuestros degús.


Si no has leído las demás entradas sobre degús, ¡no te las pierdas!