25 de septiembre de 2016

Botiquín para mascotas: ¿qué debemos tener para casos de emergencia?



En el post de hoy os voy a dar una lista con lo que deberías tener en vuestro botiquín para prestar primeros auxilios a vuestros animales. He intentado que sea una lista lo más genérica posible, aunque he incluido algunas cosas más enfocadas a pequeños roedores, y espero que os sea útil como guía.

Imagen de DLG Images en Flickr www.directline.com


  • Vendas y esparadrapo: por si necesitamos hacer un vendaje a nuestro animal.

  • Gasas: para ayudarnos a limpiar heridas y también para realizar vendajes.

  • Tijeras: tijeras de punta redonda para evitar hacer daño a nuestro animal cuando las usemos cerca. Las tijeras para bebé son una excelente opción.

  • Pinzas: las típicas de depilar. Las podemos necesitar para quitar garrapatas, espinas u otros objetos extraños del cuerpo del animal.

  • Jeringuillas: aptas para uso alimenticio para casos en los que haya que dar de comer o beber manualmente a nuestra mascota. 

  • Termómetro: para medir la temperatura vía rectal. Cuanto más rápido tome la temperatura, mejor, pues lo normal es que el animal no colabore en la labor. Hay que tener en cuenta el rango de temperaturas que es capaz de medir el termómetro. En mi caso, que tengo degús, a la hora de comprar un termómetro vi que los domésticos se quedan justos, ya que pueden alcanzar temperaturas mínimas de 36 ºC, al igual de los humanos, justo la temperatura mínima que puede medir su termómetro. Hay otros termómetros que solo pueden medir desde 36,2 ºC.

  • Desinfectante: como el alcohol, para desinfectar nuestras manos y los instrumentos que vayamos a usar para tratar a nuestra mascota. No es adecuado para usar de forma directa en las heridas.

  • Suero fisiológico: útil para limpiar heridas y ojos. Mejor tenerlo en formato monodosis para que no se estropee.

  • Vaselina: para hidratar zonas secas o quemaduras leves. NO utilizar sobre quemaduras que hayan producido daño a la piel, solo a modo de hidratación y alivio. La vaselina forma una capa sobre la piel reteniendo la humedad, y además, formando un medio sin oxígeno donde pueden proliferar las bacterias si hay un herida.

  • Antiséptico: es suficiente con un antiséptico de yodo para humanos, como Betadine o similar. Debemos tener en cuenta en este caso que hay que diluirlo con suero fisiológico o agua hervida.

  • Antihemorrágico: venden polvos específicos que aplicados en la zona paran la hemorragia, pero la maizena hace la misma función.

  • Probiótico: algo muy útil a tener en el botiquín para cuando nuestros pequeñines están tomando antibióticos. Los antibióticos también atacan a la flora intestinal y conviene reforzarla para una buena recuperación del animal. En una ocasión en la que uno de mis degús estaba en tratamiento con antibióticos y le estaba costando mucho coger peso, no tenía un probiótico a mano y algo que usé para salir del paso fue, ejem, los excrementos de su compañero sano mezclados con su comida. Es una opción para casos de emergencia pero mi degú opina que mejor el probiótico. No está demostrado que se absorban las bacterias en el aparato digestivo pero, siendo algo que no hace daño y puede ayudar a la recuperación de nuestra mascota, personalmente prefiero utilizarlo.

  • Comida para recuperación: no es necesario para animales como perros o gatos a los que se les puede dar una lata diluida, pero para pequeños animales a los que haya que alimentar de forma manual cuando están enfermos es conveniente tener algo con lo que se pueda hacer una papilla y que les aporte todos los nutrientes que necesita. Yo tengo en mi botiquín Critical Care de la marca Oxbow, un alimento de recuperación para herbívoros. Por muy enfermo que estuviera mi degú lo devoraba, ¡les encanta!


  • Fuente de calor: imprescindible para pequeños animales. Cuando están enfermos su cuerpo está demasiado débil para mantener la temperatura corporal y pueden empeorar muy rápido. Por eso necesitan una ayuda para coger calor. Para este fin hay varias opciones:

  1. Bombilla infrarroja: la mejor opción cuando están muy mal. Ofrece una temperatura uniforme en un recinto pequeño, lo que les ayuda mucho a coger temperatura cuando están muy fríos y  no pueden moverse mucho. No confundir con bombillas de luz roja, ésas no sirven, tienen que ser infrarrojas para producir calor.
  2. Snugglesafe: es parecido a los típicos bloques azules que se meten al congelador para dar frío, pero se mete en el microondas para calentarse. Proporciona hasta 10 horas de calor. Tiene unos 20 cm de diámetro y viene con una funda polar para que los animales no estén en contacto directo con el calor. Viene muy bien para mantenerlos calentitos en invierno o cuando necesitan un aporte extra de calor cuando están malitos. Cuando están en estado crítico recomiendo usar mejor la bombilla infrarroja porque pueden salirse del Snugglesafe.
  3. Sacos de semillas: para una emergencia o por ahorrar unos euros podemos hacer un saco de semillas para calentar en el microondas como sustituto del Snugglesafe. Para ello podemos coser una especie de funda cojín y rellenarla con arroz, lentejas, etc. o para los menos manitas meter las semillas en un calcetín viejo y hacer un nudo. Lo metemos 3-4 minutos en el microondas con un vaso de agua para conservar la humedad y listo. No dura 10 horas pero es algo muy fácil de hacer con lo que tengamos por casa y es muy económico.


Snugglesafe

Por último os quiero recordar que una atención en casa no sustituye a una atención veterinaria. Un botiquín nos debe servir para dar una atención primaria en caso de urgencia antes de la visita al veterinario o para lesiones leves.