2 de febrero de 2016

El degú (Parte 1): Generalidades


El degú no es un animal muy conocido, pero es una mascota cada vez más frecuente debido a su entrañable carácter. Este roedor cuyo nombre científico es Octodon degu es originario de Chile. Su esperanza de vida ronda los 6-8 años, aunque pueden superar los 11 años.

Una gran ventaja que tienen los degús frente a otros roedores es que son diurnos. Podemos disfrutarlos totalmente durante el día y no serán muy molestos por la noche porque estarán la mayor parte del tiempo durmiendo.

Lo que llama primero la atención en los degús quizá sea su peculiar cola. Su cola está cubierta de un pelo muy corto y a medida que se acerca a la punta se va alargando, formando una especie de pincel en el extremo. Por ello son también conocidos con el nombre de ratón cola de pincel. Lo más curioso de su cola es que, al igual que algunos reptiles, el degú es capaz de desprenderse de la punta cuando se siente amenazado. Es muy importante que nunca cojamos de la cola al degú, pues una vez que la pierde no vuelve a crecer.

El degú es un roedor gregario. En libertad viven en grandes grupos. Es imprescindible para el bienestar de nuestra mascota que conviva por lo menos con otro ejemplar. Un degú en solitario reclamará constantemente la atención del dueño y será más apático. Dos machos pueden convivir tan bien como dos hembras, pero en el caso de decidir tener más de dos ejemplares no recomendaría juntar dos machos en presencia de hembras, pues podrían pelearse por la monta de la hembra.

https://www.flickr.com/photos/ajhaverkamp/2080001453/in/photolist-4aNxY2-xd2aG-4Dg8tM-5TvViN-5Ui35X-7HZUAy-2EtNag-4FC6tU-moFwyF-4FCdSh-5CghmC-aBMHHN-mxp9X-aDpq7-4Fin97-bMbvD-jnFJi-jnFGR-jnFD9-jnFBW-jnFzY-jnFyQ-jnFwM-jnFug-ezPS4c-8ZU4HE-7XmBk3-7FttN8-4Fe8M4-6qizL-dzuFq-5ZnuQ5-9gpapH-dzv4b-aDpu1-pw7Kaw-4Qc4mv-6Vyjr5-4quSCt-4quSCi-7BQBzh-buoXQA-4quSCn-4quSC6-7sJPX7-8Pg5SZ-7XmBiG-7BQBz1-q6FV2m-5zKAhp

Son unas criaturas muy cariñosas con sus congéneres y sus dueños. Tienen un espectro muy amplio de sonidos que usan para comunicarse entre ellos. El más frecuente es el que hacen cuando se juntan sus hocicos, que es sin duda el más curioso y bonito que puedes escuchar. ¡Si tenemos un degú cariñoso nos lo hará a nosotros también! También dejará que le acariciemos y levantará la patita para que le rasquemos la barriga. Y durante sus paseos fuera de la jaula querrá disfrutar de una siesta en nuestro regazo u hombro. Seguramente lo harán juntos, porque les encanta dormir uno apoyado en el otro. Pasan mucho tiempo juntos: durmiendo, acariciándose, acicalándose... A veces veremos degús del mismo sexo montándose uno al otro. Esto no quiere decir que haya un error en la determinación del sexo, es una conducta normal para establecer quién es el dominante.

Degú dominante montando a otro degú macho

La gestación dura 3 meses, un periodo muy largo comparado con otros roedores. Las crías nacen ya activas, con pelo y los ojos abiertos. El número de crías suele oscilar entre 4 y 8. Las hembras son fértiles justo después del parto, así que si no queremos una camada indeseada habrá que separar al macho unos días tras el nacimiento de las crías. Para diferenciar el sexo de los degús hay que fijarse en la distancia entre la uretra y el ano: en el caso de los machos existe una cierta distancia y en las hembras apenas hay separación. No debe confundirse el cono uretral con el pene, tanto hembras como machos presentan una protuberancia en la uretra.

En este vídeo de Degutopia explican muy bien con fotografías las diferencias entre machos y hembras:

Considero muy importante no criar con ejemplares que sean familia. Ahora que todavía no es muy común la cría del degú en nuestro país es crucial que cuidemos la genética. Hay que evitar la consanguinidad a toda costa para evitar problemas genéticos que se transmitan de generación en generación. Si vais a adquirir vuestros degús en una tienda no compréis a la vez un macho y una hembra para criar, pues probablemente vengan del mismo sitio.


Si no has leído las demás entradas sobre degús, ¡no te las pierdas!